El jeque del PSG ha estado en Madrid intentando llevarse a Karim Benzema