El sufrimiento de Morata: fuerte golpe en un ojo, se desplomó y terminó vomitando