Cristiano Ronaldo recibió insultos de una parte de la afición de Osasuna