Diego Costa jugará la final de la Champions salvo que se rompa en el entrenamiento