Cristóbal Soria y su 'simpatía' por el Lyón