Jim 'cierra' la puerta al futuro