Jim y Josh, bajo arresto