Taylor quiere que Curran espíe a los sextos