"No hubiéramos llegado a los escraches si los políticos escucharan a los ciudadanos"