Carmen Porto: “Rosario vivía por encima de sus posibilidades”