El análisis del testamento descarta que Asunta fuera heredera