El Príncipe no tiene papel orgánico, la Constitución no especifíca función concreta