El exdirector financiero de Bankia, increpado por un grupo de afectados por las preferentes