UGT-A habría pagado las chapuzas caseras de Pastrana, exsecretario general