180 personas para luchar por la olimpiada