La pareja de Michinina se sube a una grúa para pedir una vivienda digna