Nueva hipótesis: Madeleine pudo ser víctima de un secuestro premeditado