Alicia Sánchez Camacho ha triplicado su sueldo en plena crisis