Aguirre aprovecha que le conceden un premio para atacar a sus compañeros