Alejandro Agag ha admitido que Correa pagó parte de la boda como un regalo