Al llegar a Caja Madrid, Miguel Blesa multiplicó por 18 su sueldo