260 alumnos sin comedor por la deuda que la Generalitat mantiene con el catering