Activistas de Greenpeace escalan el Congreso para protestar por la ley de costas