Un informe policial confirmaría prácticas de financiación irregular en el PP