Montoro, contra las Fallas de Valencia