Los 115 cardenales se encierran en la Capilla Sixtina para elegir al nuevo Papa