El catering del hospital de Navarra, acusado de mala calidad