El ingreso de Bárcenas en prisión rompe la relación con su interlocutor en el PP