La familia Aznar viajaba con una empresa de Francisco Correa