Hacienda reconoce ante el juez que las ventas de fincas de la Infanta son un error