Las amigas de Jenny, la prostituta asesinada por el monje shaolín, lloran su muerte