Funcionarios europeos protestan mientras Rajoy llega a Bruselas con sus ministros