El presidente de Adif reconoce que el accidente podía haberse evitado