Teresa, una niña de mes y medio, salvada por los brazos de su madre