El PP fraccionaba las donaciones