Una consulta casual de la policía destapa la visita de Bárcenas a la notaría