El PP tuvo contratado a Bárcenas hasta el día que ‘El País’ publicó sus manuscritos