El PP y el PSOE podrían conocer desde 2010 los supuesto trapicheos del clan Pujol