Revenga y la Infanta Cristina cierran filas tras la imputación del secretario