"Ana, no tienes perdón"