Carabanchel, barrio sin ley