La cámara térmica marca una zanja donde podría estar el cuerpo de Marta del Castillo