Luis Bárcenas pierde la primera batalla judicial contra el Partido Popular