Tensión entre los manifestantes y policías infiltrados