UGT pagó 228.000 euros por un adosado para su líder en Andalucía