El líder andaluz de UGT pagó gastos con visa oro mientras anunciaba su ERE