Corinna cobró 5 millones de dólares por organizar un fallido fondo hispano saudí