Casa Real muestra su sorpresa por la imputación de la Infanta