Rajoy, un provinciano según 'Financial Times'