La policía disparó donde estaba Esther Quintana